domingo, 9 de febrero de 2014



Andres Rosberg, presidente de la Asociación Argentina de Sommeliers brindando algunos detalles del próximo....
 
"Mundial de Sommeliers " a desarrollarse en Mendoza, Abril  del 2016
 
Andrés Rosberg, es el actual presidente de la Asociación Argentina de Sommeliers (AAS) y recientemente fue nombrado también presidente de la Alianza Panamericana de Sommeliers (APAS). En esta nota, el directivo cuenta sobre la actual designación de Mendoza, para ser sede del mundial de sommeliers y cómo se desarrollará dicho certamen.

¿Qué características tendrá el Concurso ASI Mejor Sommelier del Mundo?

Este se certamen se lleva a cabo cada tres años. En 2013 tuvo lugar en Japón -donde la Japan Sommelier Association realmente se lució con la organización, y la Asociación Argentina de Sommeliers se lució con el undécimo puesto de nuestra candidata, Paz Levinson-, y la próxima competencia se desarrollará en Mendoza, entre el 15 y 20 de abril de 2016, coincidiendo con nuestro Malbec World Day y con el Bicentenario de la Declaración de la Independencia de nuestro país. Se espera la participación de más de sesenta sommeliers, cada uno de ellos ganador de los concursos nacionales de sommeliers en sus países de origen, así como la de los ganadores de las competencias continentales de Europa, Asia-Oceanía, y las Américas. En la organización del concurso participarán, además, los ganadores de las ediciones pasadas del Concurso ASI Mejor Sommelier del Mundo, así como presidentes de las asociaciones nacionales de sommeliers de estos países (la lista completa de los países participantes de ASI se puede consultar en http://www.sommellerie-internationale.com/en/files/2013/06/ASI_Members_List.pdf). La lista de asistentes se completa con la asistencia de al menos un periodista especializado por país participante, de sommeliers y acompañantes que vienen a ver el mundial, y de sponsors de la ASI, totalizando un mínimo de 250 o 300 personas.

¿Cuál es la importancia que se lleve a cabo en nuestro país?

El mundial de sommeliers permitirá mostrar nuestros vinos y cultura gastronomía a los líderes de opinión del mundo -muchos de ellos, además, provenientes de algunos de los principales mercados de la Argentina-, y por otro lado nos da la posibilidad de seguir desarrollando nuestra sommellerie, exponiendo a nuestros profesionales a los más altos niveles de sommellerie mundial. También genera la posibilidad de networking, tanto para sommeliers como para periodistas y bodegueros, y la de promover nuestro país como destino turístico. Es por ello que estamos trabajando con la COVIAR a través de sus dos brazos ejecutores: El Fondo Vitivinícola, que se encarga de promover nuestros vinos a nivel nacional, y Wines of Argentina, responsables de la promoción de las exportaciones de vino nacional. ¡El potencial de este evento es enorme!

¿Cuál es la metodología con la que se desarrolla el certamen?

El mundial se desarrolla a lo largo de tres días de competencia: una ronda eliminatoria, en la que participan todos los candidatos, una semifinal, en la que compiten los mejores doce de la primera vuelta, y una final, en la que se miden los tres más destacados de la ronda semifinal. Esta final, a la que estarán invitados autoridades, periodistas y los representantes del sectori vitivinícola de nuestro país, permite ver a los tres mejores del mundo en acción, atravesando diferentes pruebas prácticas y teóricas en un escenario que recrea situaciones de un restaurante, y es realmente impresionante. Las pruebas son elaboradas por un comité técnico conformado por expertos, en su mayoría ganadores de los mundiales anteriores, y presidido por Gérard Basset, quien es MW, MS, y Mejor Sommelier del Mundo en 2010 entre otros títulos, y ha visitado repetidas veces nuestro país.

¿Cómo preparan los participantes argentinos para la competencia?

En la Asociación Argentina de Sommeliers creemos en el concepto de mejora continua. Para lograrlo, organizamos catas y seminarios todos los meses, tanto en Buenos Aires como en Mendoza, promovemos la labor del sommelier, y procuramos obtener beneficios para nuestros socios como entradas sin cargo a ferias de vino, que les permitan seguir mejorando. Varios de ellos se preparan luego a nivel personal para competir en el Concurso Mejor Sommelier de Argentina, que tendrá lugar durante la segunda mitad de este año, en donde se seleccionará a los dos mejores participantes, que a su vez representarán a la AAS en el próximo Concurso Mejor Sommelier de las Américas, a realizarse en Chile en 2015. Por último, el/la representante de Argentina que tenga el mejor desempeño en el concurso panamericano, será quien nos represente en el mundial. Es, como puede observarse, un camino largo...

¿Qué expectativas hay con respecto a nuestro país?

En el último mundial la candidata de la Asociación Argentina de Sommeliers, Paz Levinson, que había resultado ganadora en el Concurso Mejor Sommelier de Argentina en 2010, y obtuviera el cuarto puesto en el concurso panamericano de 2012, obtuvo un histórico undécimo puesto, metiéndose entre los doce mejores que compitieron en la semifinal. A pesar de que la competencia es durísima, y la diferencia entre el puesto 12 y el 13, o sea, entre entrar en la semifinal y quedarse afuera, es infinitesimal, creo que tenemos chances reales de repetir esta performance y volver a participar de la ronda semifinal. El objetivo, sin embargo, es que haya un argentino en en el podio... es realmente difícil lograrlo, pero soñar no cuesta nada, y creo que si toda la industria está alineada detrás de ésa meta, lo podemos lograr.

¿Cuáles son las fortalezas y debilidades que tiene hoy la sommellerie en nuestro país?


Tenemos enormes profesionales, bien formados y muy apasionados por lo que hacen, lo que nos está posicionando muy bien a nivel internacional. Existen algunas dificultades que tienen que ver con cuestiones coyunturales del país, o con algunos temas puntuales, como la dificultad para catar vinos de otros países en Argentina, pero son subsanables. De hecho, en la AAS desde hace un tiempo reforzamos la preparación de nuestros candidatos en la medida de nuestros recursos, y ya estamos trabajando para gestionar un fondo para contribuir a que los candidatos que nos representen en competencias internacionales lleguen con la mejor preparación posible.

¿Cómo está vista la sommellerie argentina en el mundo?

La sommellerie argentina es joven, seria, pujante, con ganas de posicionarse en un nivel acorde al que tiene la vitivinicultura argentina en el mundo. Venimos haciendo un trabajo muy metódico, participando activamente en las reuniones de la ASI, teniendo muy buenos desempeños en los concursos internacionales, cofundando la Alianza Panamericana de Sommeliers (APAS) en 2007, organizando el primer Concurso Mejor Sommelier de las Américas 2009, y la Asamblea General de la ASI en 2012. Los resultados están a la vista: Obtuvimos la nominación para ser la sede del próximo mundial, y he tenido el honor de resultar electo presidente de la APAS y VP de la ASI por mis pares en los últimos meses. Trabajamos para que nuestro país sea una de las capitales de la sommellerie del mundo, lo que no puede sino redundar en beneficios para nuestro sector vitivinícola, entre otros.