miércoles, 22 de mayo de 2013




La OIV participa en la Jornada de Vinos del Líbano en Francia


Representantes del sector vitivinícola libanés visitaron la sede de la OIV antes de la Jornada de
Vinos del Líbano en Francia.
OIV – 15/05/2013 – Un total de 29 productores de vino libanés se han dado cita en París con motivo de la primera edición de la Jornada de Vinos del Líbano en Francia. En la rueda de prensa, el director general de la OIV, el Sr. Federico Castellucci, agradeció “los esfuerzos” del Líbano a la hora de fomentar la cultura vitivinícola en el mundo.



“Me gustaría felicitar al Líbano en nombre de los 44 Estados miembros restantes por el excelente trabajo que han llevado a cabo a fin de desarrollar una viticultura caracterizada por terroirs únicos”, dijo el Sr. Castellucci. De hecho, el Líbano, Estado miembro de la OIV desde 1996, no ha cesado su tarea de recuperación del sector vitivinícola del país. Al día de hoy, cuenta con 2.000 hectáreas de viñedos, que producen 8 millones de botellas al año. La mitad de la producción se destina a Francia, Reino Unido y Estados Unidos, recordó el ex ministro libanés de Cultura, Salim Wardy.

En la rueda de prensa, que estuvo seguida por una cata de vinos, el director general de la OIV aseveró que la Jornada de Vinos del Líbano “da lugar a la transferencia de cultura y calidad de una producción antigua y dinámica”. La Organización Internacional de la Viña y el Vino había acogido en 2010 la primera cata de vinos libaneses en París, recordó el Sr. Castellucci.

El Sr. Philippe Vinçon, jefe del Servicio de relaciones internacionales del Ministerio francés de Agricultura, acogió con beneplácito la Jornada de Vinos del Líbano en Francia, organizada bajo el alto patronato del presidente de la República del Líbano, el general Michel Sleiman, y la Organización Internacional de la Viña y el Vino. El director general del Ministerio libanés de Agricultura, el ingeniero Louis Lahoud Lahoud, miembro de la mesa ejecutiva del grupo de expertos de la OIV que se encarga del análisis económico y coyuntural, reconoció “el apoyo de la OIV a la hora de organizar el acontecimiento” y agradeció “la ayuda de otros Estados miembros mediante su presencia”. Asimismo, afirmó que esta cooperación continuará a principios de octubre en el Líbano en el marco de un congreso científico con la OIV y de una serie de visitas técnicas a los viñedos.

El Líbano, tierra históricamente vitícola

Las tierras del Líbano son particularmente propicias para el cultivo de la vid y se encuentran entre aquellas dedicadas a esta actividad desde tiempos más remotos. El clima, típicamente mediterráneo, favorece la maduración óptima de las uvas. Según la historia, Noé, cuya tumba parece encontrarse en la mezquita de Kerak, se detuvo en el monte Sannine, en el Líbano, y allí plantó la primera vid. Tras esto, fueron las diferentes órdenes religiosas quienes contribuyeron a ampliar la superficie vitícola del país. Uno de los templos de Baalbek está dedicado a Baco, el dios romano del vino.

Las cepas dominantes son principalmente francesas: Cabernet Sauvignon, Cinsault, Garnacha, Merlot, etc. La variedad Syrah representa el 20 % del viñedo. El Líbano produce principalmente grandes vinos tintos (75 %). Fuente OIV