lunes, 9 de abril de 2012


Vino Argentino. Bebida Nacional, con presencia en el mundo

fotos/VinoArgentino.jpg
El Instituto Nacional de Vitivinicultura ha concretado las primeras entregas de botellas vestidas con el logo de “vino argentino bebida nacional” a embajadas argentinas para promocionar a la industria vitivinícola nacional en actos oficiales y protocolares.
Mediante el decreto Nº 1800 de 2010 la Señora Presidenta de la Nación Cristina FERNÁNDEZ de KIRCHNER declaró al Vino Argentino como Bebida Nacional, en su artículo 4º se instruyó al Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, al Ministerio de Turismo y al Instituto Nacional de Vitivinicultura para que, en su ámbito y bajo la coordinación del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, desarrollen las acciones que permitan garantizar la logística necesaria para la entrega del Vino Argentino Bebida Nacional en oportunidad de la realización de aniversarios patrios o en actividades oficiales del cuerpo consular. Para dar cumplimiento se firmó un convenio entre Aerolíneas Argentinas S.A y el  Ministerio de Agricultura con el objetivo principal de lograr la presencia de nuestros vinos en las Embajadas Argentinas  más representativas del mundo, para este fin, el INV coordinará el envío de 30 cajas de vino por año a cada una de las Embajadas, vino que deberá ser destinado a actos conmemorativos patrios y protocolares.
La semana anterior se concretó exitosamente el primer envío a la Embajada Argentina en Chile, las botellas fueron vestidas con una etiqueta institucional, que destaca el logo de Vino Argentino Bebida Nacional. El destino del próximo envío es Colombia y luego Australia. Además están programados para los próximos meses otros países como España, Italia EEUU Brasil México Venezuela y Perú.
Estas tareas además de difundir a la industria nacional colaboran con el fortalecimiento de las relaciones institucionales entre los distintos organismos que intervienen y colocan a la vitivinicultura argentina en un lugar de privilegio considerando que esta decisión de la Presidenta de la Nación se fundamentó en la importancia estratégica de esta actividad que cuenta con más de cinco siglos de historia, integrando la tradición de los inmigrantes europeos y los saberes de los pueblos originarios, dando origen a la vitivinicultura más importante de América del Sur.
La Dra. Fernández de Kirchner también consideró que el vino evoca una modalidad cultural de consumo moderado, heredado, en parte, por la tradición europea responsable de la incorporación de este cultivo, y consolidado a partir de hábitos sociales propios de la cultura y la identidad argentinas arraigadas en el ámbito familiar y de la amistad, donde la moderación y el control social se aúnan con el disfrute. Que el proceso de internacionalización de los vinos argentinos desarrollado ha logrado posicionarlos entre los principales exportadores del mundo.
Tales circunstancias convierten al vino en un honorable Embajador en el mundo y enorgullece a los argentinos que beben en el mercado doméstico los mismos vinos que se exportan y que prestigian al país en todos los continentes.
También fue fundamental la decisión de la Señora Presidenta que el sector vitivinícola nacional muestra una organización sólida, plasmada por la Ley Nº 25.849, en la creación de la Corporación Vitivinícola Argentina, una alianza entre el sector público y el sector privado sin precedentes en el país y que la elaboración del Plan Estratégico Argentina Vitivinícola 2020 (PEVI), tiene por objetivos la integración de los pequeños y medianos productores, la promoción del consumo del vino argentino en el mercado interno, la consolidación de los vinos argentinos en los mercados internacionales y la implementación de programas de investigación y desarrollo para el sector.
Estos son algunos de los puntos que tuvo en cuenta la Presidenta de la Nación para declarar al “Vino Argentino. Bebida Nacional” Fuente INV