jueves, 6 de septiembre de 2012


VITICULTURA DE MONTAÑA


OIV – 28/08/2012 – Forte di Bard, una fortificación del siglo XIX construida sobre un promontorio rocoso en la región noroccidental italiana de Valle de Aosta, ha sido el simbólico lugar elegido por el Centro de Investigación, Estudio, Salvaguarda, Coordinación y Valorización de la Viticultura de Montaña (CERVIM) para celebrar sus 25 años en defensa de la viticultura heroica el pasado 25 de agosto.

La jornada ha comenzado con una mesa redonda sobre el tema "Viticultura heroica: instrumento para el desarrollo regional", con las intervenciones del Presidente del CERVIM, Roberto Gaudio, del Director General de la OIV, Federico Castellucci, y del Presidente del Comité Científico-técnico del CERVIM y Vicepresidente Segundo de la OIV, François Murisier, conjuntamente con representantes de las autoridades regionales y estatales.

Durante su intervención, Castellucci destacó la creciente apreciación de los consumidores por los vinos de montaña, que ya no se ven como una rareza, sino como una categoría de vinos con una personalidad fuerte y definida, además de un vector para el desarrollo de zonas aisladas. En ese sentido, Castellucci elogió los esfuerzos realizados hasta hoy por el CERVIM para promover y proteger la viticultura heroica a través de acciones como la creación de una etiqueta específica para los vinos de montaña.

Después de la mesa redonda se proclamaron públicamente los vencedores del XX Concurso Internacional de Vinos de Montaña . De entre 608 vinos presentados, 180 obtuvo una distinción: 2 grandes medallas de oro, 64 medallas de oro y 114 medallas de plata. Los competidores provenían de 12 países incluyendo, por primera vez, los Estados Unidos.



Val d'Aosta

Viñedos en terrazas en el Valle de Aosta. Fuente: CERVIM