miércoles, 27 de junio de 2012

Argentina Marca el Rumbo en el Vino del Nuevo Mundo !!!!

De la mano de Claudia Quini ,  Presidenta de la OIV.


La mendocina Claudia Quini, funcionaria de carrera del Instituto Nacional de Vitivinicultura, se convirtió el pasado viernes la primera mujer que presidirá la Organización Internacional de la Vid y el Vino, al ser elegida durante la 10° Asamblea General del máximo ente internacional fiscalizador de la actividad vitivinícola celebrada en Esmirna, Turquía.
El gobernador destacó que es un orgullo para él y para Mendoza que una mujer mendocina sea quien preside este importante espacio de la vitivinicultura mundial. Dialogaron sobre aspectos técnicos del vino y como sigue la tarea en Francia para la sub gerenta de investigación del INV.
Claudia Quini es Ingeniera química de profesión y tiene 28 años de trayectoria en el INV, como jefa del Grupo de Degustación y Estudios Enológicos, de Viñedos y Normas Analíticas Especiales.
Entre sus primeras acciones, Quini prepara su viaje como presidenta de la OIV en los próximos días a Brasil, a fin de representar a la entidad en un certamen internacional y en octubre la primera reunión del organismo como titular, en París.
La ingeniera Quini destacó que la presidencia obtenida “tiene un grado de importancia muy relevante dado que es conducir los destinos de la vitivinicultura mundial. Esto es Argentina, hoy en mi persona, tiene la posibilidad de conducir las direcciones hacia dónde vamos a ir para que, en el mundo, los productos vitivinícolas ocupen el espacio que estamos perdiendo de a poco por la baja del consumo, por ejemplo. Que Argentina, que Mendoza, estén cerca de la OIV implica estar muy muy cerca de los temas emergentes. Es decir, tener la información a tiempo, que es la que vale para resolver problemas”.
En cuanto a los ejes de su próxima gestión, la funcionaria manifestó que “quiero revisar el programa de trabajo, que es a través de un plan estratégico, que se realizó hace un año y medio atrás. Y priorizar los ejes más importantes que son: el consumidor, revalorizar el producto tradicional y potenciar los nuevos productos para captar el segmento de consumidores que se están alejando de los productos vitivinícolas. Por otro lado, es importante crear un espacio para otros productos, no solamente el vino, como las pasas de uva, la uva de mesa y el jugo de uva concentrado. Debo decir que Argentina es el país, que dentro de la OIV, ha puesto en vigencia el tratamiento del tema del jugo concentrado de uva, con /lo cual hoy desde la conducción impulsaré para que avancemos en esta temática”.
La ingeniera dijo que “otro de los temas que tengo en agenda, prácticamente al mismo nivel de los anteriores, es ampliar la participación. Hoy hay 45 países miembros. Hay países que fueron miembros y se fueron en una oportunidad. Hay un país que es muy grande y muy importante porque es productor y consumidor, como Estados Unidos, que cuando Argentina tuvo la presidencia, hace unos años atrás, analizó la posibilidad quedarse o no, y se fue de la OIV. Entonces el desafío es que Argentina vuelva a tener la presidencia de la OIV y este país vuelva a estar. Es decir, que los países de América del Norte, como Estados Unidos y Canadá, y algunos latinoamericanos, que por sus situaciones económicas, han dejado de pertenecer, como Bolivia, espero que pronto estén con nosotros. También es importante la participación de países emergentes como China que ya tienen provincias observadoras y ahora vamos por el país, vamos por el Estado miembro. El tema es la diversidad, mientras más diverso sea, más podemos abordar la conducción de una política vitivinícola mundial.
El gobernador Francisco Pérez destacó la participación y el interés de China de continuar con nuevos mercados y productos de calidad como el vino argentino, se destacó también en la reunión el interés de China de crear el libre comercio con el Mercosur. También estuvieron presentes junto al Gobernador y Claudia Quini el presidente del INV Guillermo Garcia, el Ministro de Agroindustria Marcelo Barg y el Gerente de Fiscalización del INV, Raúl Guiñazú.
El presidente Guillermo García consideró que “la Argentina, a través del INV está teniendo una muy fuerte participación en todos los eventos que tienen que ver con la Organización Internacional de la Viña y el Vino, no sólo a través de los grupos de expertos sino también en las decisiones que orientan sus normas técnicas. Por otro lado nos parece trascendental que Argentina siga posicionándose en el mundo, en este caso a través de sus especialistas, para ocupar cargos de relieve que no hace más que mantenernos en la avanzada del conocimiento y la calidad y, de alguna manera, influyendo en las decisiones que tienen que ver con la vitivinicultura pensando siempre que detrás de este negocio, de este producto y de esta forma de vida hay miles de pequeños productores para los cuales uno puede a través del trabajo establecer condiciones de vida que hagan sustentable esa vitivinicultura”.
García finalizó expresando que “hay que tener presente que el mundo de la vitivinicultura busca productos genuinos, productos de calidad cubriendo la seguridad alimentaria y, en consecuencia, la OIV conducida por una mujer argentina va a tener un rol importante para defender los derechos de miles de productores que integran la vitivinicultura mundial y especialmente la de la República Argentina”.