sábado, 19 de octubre de 2013

Alta Calidad en la vitivinicultura de la Argentina.


Alta Calidad en la vitivinicultura de la Argentina.

VALLE DE UCO: vitivinicultura en constante desarrollo

fotos/ValleDeUco.jpg
El INV presentó un completo informe sobre esta importante área vitivinícola. Sus condiciones de clima y suelo, inversiones y reconversión varietal la llevó, según cifras de 2012, a representar el 16% de la superficie cultivada con vid de la provincia de Mendoza y convertirse en una zona de la vitivinicultura argentina con un elevado reconocimiento internacional
El Valle de Uco está ubicado al sudoeste de la ciudad de Mendoza. Es un valle formado por la cordillera frontal y la región de las Huayquerías, la altitud varía desde los 900 m sobre el nivel del mar en la ciudad de Tunuyán hasta los 1.250 m sobre el nivel del mar en Tupungato. Abarca territorios cultivados de los Departamentos de Tunuyán, Tupungato y San Carlos, sobre el piedemonte de la Cordillera de los Andes, irrigados por los ríos Tunuyán y Tupungato.
Esta área es una importante zona vitivinícola de la provincia que se caracteriza por la
implantación de nuevas hectáreas de vid, especialmente de uvas tintas. También se muestra como un importante polo de desarrollo por las inversiones, por las mejoras en infraestructura, perfeccionamiento de los sistemas de riego por goteo, cambios en la estructura productiva y demanda de manos de obra. Además se ha transformado en uno de los principales destinos para el turista internacional para conocer las excelentes cualidades de sus vinos y por los emprendimientos turísticos en la zona.
Con 1.556 viñedos en el año 2012 la zona Valle de Uco representó el 9 % del total de la provincia, cifra que está indicando un crecimiento del 60% con relación a la actualización registro de viñedos del año 2000 y del 6,65% con los datos del Operativo de actualización registro de viñedos del ciclo vegetativo 2010-2011.
En cuanto a la superficie alcanzó a 25.545 hectáreas con un crecimiento del 96% y constituyendo el 16% de la superficie total de Mendoza.
En Valle de Uco el 99,89% de las hectáreas cultivadas en el año 2012 corresponde a uvas de vinificar, siendo el 84% variedades tintas, el 15% variedades blancas y el 1% rosadas. En las uvas tintas se destacan las variedades Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo y Bonarda, entre otras. En las blancas Chardonnay, Sauvignon, Semillón, Pedro Giménez, Torrontés Riojano y Viognier, entre otras. En las variedades rosadas la más representativa son Pinot Gris, Cereza, Criolla Grande, Red Globe y Moscatel Rosado.
Del análisis de la composición varietal de los viñedos del área resulta que el 97% corresponde a variedades de alta calidad enológica, el 2% a otras variedades de vinificar y el 0,11% a variedades para pasa y consumo en fresco.
En las variedades de alta calidad enológica se destacan las uvas tintas que incrementaron su superficie el 125% comparado los datos de 2012 con los del año 2000 y significan el 82% de las uvas de vinificar. Las blancas de alta calidad tuvieron un aumento del 22%. Las uvas Malbec representan el 46% de las variedades de alta calidad seguidas por Cabernet Sauvignon, Chardonnay y Merlot, entre otras.
Producción y elaboración
En el año 2012 la uva producida por los viñedos del Valle de Uco ascendió a 2.161.068 quintales y representó el 15% de la producción de Mendoza con un aumento del 3% respecto a la cosecha del año 2011 y del 69% con relación al año 2003.
En 2013 con 2.623.000 quintales el valle considerado significó el 13% con suba del 21% respecto a la cosecha del año anterior. Tupungato es el principal productor del valle con el
41% del total, Tunuyán el 30% y San Carlos el 29%.
Se elaboraron en el año 2013 un total de 745.663 hl de vinos que representaron el 6,47% del total de la provincia de Mendoza que mermó el 2,51% con relación al 2012 que fue de 764.871hectolitros. Se produjeron mermas en Tunuyán y subas del 0,85% en Tupungato y del 16% en San Carlos.
Esta zona cuenta con 75 bodegas inscriptas.
Comercialización de vinos (Despachos al consumo y exportaciones)
La comercialización de vinos del Valle de Uco en el período 2003-2012 muestra un incremento del 226%, siendo el aumento de las exportaciones del 334% y de los despachos a consumo en el mercado interno el 67%. En el año 2012 se obtuvo una merma del 9% siendo con caída del 11% en los volúmenes exportados. El departamento Tunuyán representa al principal proveedor de vinos del Valle tanto en el mercado interno como externo con el 60% del despacho a consumo y el 57% de las exportaciones.
Despachos al consumo
Del análisis del año 2012 se observa que el Valle de Uco representa el 1% del despacho de la provincia de Mendoza y ha mermado el 0,27% respecto al año anterior. Mermaron el 40% las salidas a consumo del departamento San Carlos y aumentaron el 32% las de Tunuyán y el 22% las de Tupungato, siempre comparados los datos de 2011.
El 63% del volumen comercializado por esta zona correspondió a vino varietal, el 33% sin mención varietal y el 3% espumoso.
El mayor volumen (54%) de vino varietal se comercializó en el rango de precios de 8 a 16 pesos y el 31% en el de más de 20 pesos el litro. El 43% de los vinos sin mención varietal se negoció en el rango de más de 20 pesos, el 26% en el de 8 a 16 pesos y el 16% en el rango de hasta 4 pesos el litro.
Los vinos espumosos se comercializaron principalmente en el rango de más de 20 pesos (76%) y en el de 16 a 20 pesos (22%).
Exportación de vinos
Las exportaciones de vinos del Valle de Uco constituyeron en el 2012 el 11% del volumen total exportado por la provincia de Mendoza y subieron en volumen el 334% y en dólares el 1.216% respecto al año 2003. El 86% del volumen se negoció fraccionado y el 14% a granel. El principal país que adquirió vinos de esta zona fue Estados Unidos que representó el 54% del total.
La mayor proporción del volumen de vinos exportados correspondió en 2012 a vinos varietales que mostraron un incremento del 572% respecto al año 2003 y merma del 11% con el año anterior. El 54% del volumen.
Datos de clima y suelo
En el Valle de Uco los inviernos son rigurosos y los veranos cálidos con días templados o cálidos y noches muy frías. La amplitud térmica diaria es de unos 15° C, lo que favorece una muy buena producción de color y tanino en las uvas y permite disponer de materia prima adecuada para obtener vinos destinados a una crianza prolongada. Las heladas y el granizo son dos factores diversos que con frecuencia ocasionan pérdidas en las cosechas, en algunos casos de importancia.
En las zonas altas, de marcada pendiente, los suelos son pedregosos, los cantos rodados aparecen mezclados con arena gruesa y algo de limo, siendo de escasa fertilidad. A causa de su composición física y mecánica son suelos muy permeables, sin problemas de drenaje ni salinidad en su gran mayoría.Fuente INV.